Blog de Astrología, Numerología y Tarot

viernes, 21 de diciembre de 2012

Los Nodos a través de las Casas.




Nodo Norte en la primera casa. Esta ubicación indica una necesidad de expresar individualidad, centrándose en uno mismo. Ha aprendido armonía a través de las relaciones.

Nodo Sur en la primera casa. El reto consiste en liberar el ego y pasar a un planteamiento orientado hacia uno mismo que incluya las necesidades de los demás.

Nodo Norte en la segunda casa: La tarea es desarrollar la seguridad interna haciendo uso de los recursos y valores kármicos, a un nivel eterno más que material.

Nodo Sur en la segunda casa: El reto consiste en desapegarse de las cosas que han dado seguridad en el pasado, aprovechando los recursos positivos y el instinto de supervivencia.

Nodo Norte en la tercera casa: Todo lo aprendido debe manifestarse ahora. Las deudas, las lecciones y las promesas kármicas se confrontan, a través de un hermano o persona del entorno.

Nodo Sur en la tercera casa: Se ha confiado principalmente en el intelecto o la astucia, pero de todos modos se ha desarrollado la capacidad de comunicación.

Nodo Norte en la cuarta casa: La tarea consiste en hacer funciones de padre o madre más allá de la familia inmediata, cuidar de los otros con la máxima amplitud posible. El karma se afronta a tavés de la familia, o las interacciones familiares pueden ser orientadas hacia el crecimiento espiritual.

Nodo Sur en la cuarta casa: El alma abandona la tendencia pasada a vivir la vida a través de los hijos o la familia, peusto que haora tiene que vivir por sí misma.

Nodo Norte en la quinta casa: El alma tiene que aprender a usar el poder creativamente, sintiéndose fortalecida desde el corazón.

Nodo Sur en la quinta casa: El desafío consiste en pasar de crear a nivel biológico a la creatividad mental y espiritual. Puede quedar karma de antiguas relaciones amorosas.

Nodo Norte en la sexta casa: La tarea consiste en dar servicio altruista a la humanidad por el medio que sea. Este nodo puede aprender a través de una enfermedad o de una vocación.

Nodo Sur en la sexta casa: La tarea consiste en dejar atrás un papel servil, que puede haerse confundido con el verdadero servicio.

Nodo Norte en la séptima casa: La tarea consiste en relacionrse con los demás sin reprimir las necesidades del alma. Las relaciones y las parejas de todo tipo sacan a la luz asuntos kármicos.

Nodo Sur en la séptima casa: El Alma ha perdido de vista su derecho a desarrollarse tal como sea apropiado a sus necesidades. Ha aprendido a armonizarse con los demás haciendo que las relaciones sean más fáciles.

Nodo Norte en la octava casa: La evolución kármica exige que el alma explore el sexo, el nacimiento, la muerte y el renacimiento, y compartir los recursos con los demás.

Nodo Sur en la octava casa: El alma tiene una certeza inamovible de que sobrevivirá pase lo que pase. La evolución futura del alma tiene que ser un proceso constante y no producto del trauma, como en el pasado.

Nodo Norte en la novena casa: El alma está en una búsqueda eterna de significado y debe alinearse con el propósito divino.

Nodo Sur en la novena casa: El alma ha estado toda la vida buscando quién es y qué es. El reto consiste en detenerse a escuchar la voz que dice: "Simpelemente sé".

Nodo Norte en la décima casa: La tarea del alma es desarrollar la autoridad interna y externa, y conseguir el éxito profesional y social.

Nodo Sur en la décima casa: El alma puede arrastrar hábitos de paternidad autoritaria que debe abandonar. El karma puede ser afrontado mediante la paternidad o la familia de origen.

Nodo Norte en la casa undécima: Es el impulso de cambiar las cosas, de hacer una comunidad más justa e igualitaria y de trabajar mediante la interacción con otros.

Nodo Sur en la casa undécima: El alma ha intentado cambiar las cosas durante muchas vidas y puede haer sufrido por no haber entendido lo que se le ofrecía.

Nodo norte en la duodécima casa: El impulso de salir de la rueda kármica de encarnaciones, de alcanzar el estado de gracia, la budeidad. El alma puede lidiar con un karma considerable, personal o colectivo.

Nodo sur en la duodécima casa. El alma ha estado buscando el aunamiento -la unión con el Todo- pero lo ha confundido con la expiación, y ahora puede ir más allá del karma.

3 comentarios:

  1. Hola Segundo. Soy muy seguidora tuya, y espero sepas disculpar mi sugerencia, pero has pensando en poner etiquetas y englobar secciones dependiendo del planeta, casas, etc? Sería mucho más fácil para el aprendizaje de los que te seguimos. Vuelvo a pedirte disculpas. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. El Blog tiene un Buscador Interno y también tiene Etiquetas. Las Etiquetas están debajo de lo Más Visto los Últimos 30 Días, pero están escondidas para que no ocupen mucho. Tienes que desplegar el menú donde vienen. En cualquier caso te agradezco la sugerencia. Un abrazo y gracias por seguirme.

      Eliminar
    2. Están en el Bloque derecho del Blog. Claro.

      Eliminar

Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena